¿Nos mudamos arriba? Hoy, por favor.

Todos estamos en eso, sólo no nos hemos dado cuenta. Nos estamos mudando arriba, a la nube. La nube, más allá de ser estar en los diagramas de redes, está en todo lo que hacemos. A ver: ¿quién guarda fotos localmente en sus celulares? Casi todos, a la hora de mostrar fotos, lo hacemos diciendo “mira, la acabé de subir a mi álbum tal en Facebook” o, si somos muy dados a las fotografías, “las tengo en flickr” -¿o no? Sí, habrá uno que otro extraterrestre que diga “no, yo llevo mi DSLR de 7 libras a todos lados y se las muestro en mi pantallita de 2.7″ en vez de usar mi celular que tiene pantalla de 4.2″ porque soy así de _______”, pero esos son minoría.

Ahora nadie guarda un cuaderno donde escribe sus notas de opinión y lo lleva a todos lados para mostrarlo, sino que escribe en su blog y le da a todos su URL. Es más, reto a alguien que tenga blog a que me muestre el cuaderno donde tiene escritos todos sus posts desde los drafts y con las eventuales correcciones de estilo hasta su forma final. Ojo: no estoy diciendo que la lectura y la escritura en papel vayan a morir, sólo que dejarán han dejado de ser la manera más popular de compartir información. O qué prefieren: ¿Ensuciarse las manos con tinta y ojear todo un periódico con cientos de noticias de las cuales sólo nos interesan unas cuantas -o- suscribirse vía RSS sólo a los temas que me interesan y aprovechar mi tiempo leyendo desde el celular/computadora/tablet/Kindle sin mayor problema?

Cuando queremos escuchar música: ¿llenamos el disco duro de nuestra computadora/memoria de nuestros handheld devices con gigabytes de MP3’s que escucharemos sólo algunas cuántas veces (hey, iPods no cuentan. Son especificamente diseñados para esto. Hablo de tabs, celulares, etc.) o usamos soundcloud, grooveshark, o hasta youtube para ver las canciones cuando las queremos y sin que nos quite el preciado espacio de almacenamiento? Sí, guardamos una librería de música, pero sólo con lo más importante, no? (al menos yo sí, pero no llega ni a 2GB, creo).

Y es que es así. Muchos de nosotros estamos entendiendo que no nos sirve de nada tener un archivo en la computadora en casa cuando lo necesitamos estando al mediodía en un tranque descomunal en medio de Calle 50 cuando un cliente nos lo pide con urgencia y sólo tenemos a mano el celular. Por eso es que servicios como Dropbox, Box.net, Adrive, Windows Live SkyDrive, y iCloud están convirtiéndose en los nuevos “discos duros” donde todo lo importante es guardado.

Los que no quieran ver el potencial de la nube simplemente están ciegos. Sí, todo es cíclico y estamos volviendo a conectarnos todos a un mainframe, pero el entorno de hoy versus el de los tiempos del time sharing en los dinosaurios de las universidades y de AT&T o de IBM es radicalmente distinto. Ahora todos estamos conectados siempre. Y no me hablen de la brecha digital, que bien saben a qué me refiero: si están leyendo esto desde sus celulares, tabs, o laptops, ustedes NO están del lado feo de la brecha digital, y es a ustedes a quienes les hablo. No me saquen esto de contexto.

Seamos honestos: a menos que editemos video, seamos investigadores, gamers, o la mamá del multitasking, nuestros computadores hoy tienen mucho más poder de procesamiento del que en realidad usamos comúnmente a diario. Es más, en muchos casos la decisión de compra del computador que usamos fue tan absurda como “pero es que está bonito! me encanta la manzanita/loguito que se ilumina atrás de la pantalla!” *sigh*
Entonces, siendo así, muchas de las tareas que llevamos a cabo (léase: usar una suite ofimática [procesamiento de palabras, hojas de cálculo, presentaciones, etc], leer correos [en la web o con clientes, da igual], navegar, escuchar música, ver videos, chatear, twittear/facebookear) las podemos hacer desde dispositivos computacionales de mucho menor tamaño, poder, y consumo energético (que se traduce tanto en mayor vida de la batería como en menor daño ambiental). Es más, muchas de (sino todas) estas tareas las podemos hacer desde el celular que usábamos hace 2 años a la fecha. Más aún, TODO eso hoy se puede hacer desde una ventana de un navegador. TODO. Y no sólo hoy, sino desde hace un par de años ya. Y, más allá de eso, desde una ventana de un navegador de un celular de hace un año. O dos.

Entonces podemos gastar menos dinero comprando dispositivos que valen menos, consumen menos, y hacen lo mismo. Porque mil cosas hoy se pueden hacer desde el navegador. Hay hasta equivalentes de Adobe Photoshop, Illustrator, y más directamente ofrecidos como servicios web desde un navegador. Sí, es cómodo tener acceso offline a estos con programas nativos y rápidos, pero, siendo honestos, es como tener un pick-up Ford F-350/Toyota Tundra/Nissan Titan/Dodge RAM para andar de diario en la ciudad. Sí, es muy cómodo y da sensación de seguridad, pero para el 90% del tiempo un Toyota Starlet del ’91 haría lo mismo y con menos recursos. Y usando menos energía, siendo mejor para el planeta.

#DigoYo que usemos, por ejemplo, dispositivos “de diario” más pequeños y eficientes (la computadora desde la que escribo esto consume menos energía que uno bombillo incandescente de 50 vatios) y usemos computadoras poderosas de manera compartida. Digamos, que en una oficina se compre 1 tablet con teclado para cada usuario y 1 computadora de escritorio potente por cada 4 o 5. O que, si tenemos 2 computadoras, usemos la más eficiente para las tareas diarias desde el navegador.

De verdad, amigos. No necesitamos un Intel Core i7 QuadCore Extreme Edition para twittear. Really. Chrome basta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s